Donde Vemos Valor

DVV – Atrapados en el control de cambios: opciones disponibles para los inversores de pesos

Atrapados en el control de cambios: opciones disponibles para los tenedores de pesos

Aún con restricciones cambiarias y sin acceso de empresas al stock oficial de dólares, la semana pre-electoral registró compras de divisas por USD 2.685 millones y una caída de reservas por USD 3.894 millones, según datos oficiales. Esto llevó a un endurecimiento severo e inmediato del control cambiario, restringiendo las alternativas de ahorro para el tenedor de pesos y generando un incremento en el costo de dolarización en mercados alternativos.

Una agudización del control de cambios era esperable a la luz del drenaje en las reservas

Reservas Internacionales del BCRA, en millones de USD

Fuente: BCRA

Si bien el objetivo madre es preservar el stock de reservas internacionales netas (estimadas en torno a los USD 10.000 millones), la imposición de un cepo versión “hard” abre la puerta a un descenso al menos temporario en la tasa de interés. Con los pesos cercados dentro del esquema, el BCRA puede contener la volatilidad en el tipo de cambio con un esfuerzo monetario más laxo en relación con el que venía exhibiendo.

Esto es porque al restringir el acceso al dólar formal, la política del BCRA trabaja ahora en un circuito cerrado, pudiendo ofrecer a los tenedores un premio de tasa menos atractivo ya que ha virtualmente suprimido el mayor activo de competencia.

En la práctica, la tasa de interés de referencia, la de las Leliqs, ya comienza a bajar. Al conocerse el resultado de las PASO, la misma había saltado desde un nivel del 60% anual al orden de 75% primero y picos de 85% después, en un esfuerzo del BCRA por contener –con poco éxito– una demanda agresiva de dolarización producto de la sorpresa política.

Desde entonces, la introducción del cepo cambiario “light” y el endurecimiento después han contribuido a un descenso hasta el 67% actual. El último jueves, el BCRA redujo de hecho el nivel mínimo de tasa garantizado desde el 68% al 63%.

A su vez, limitó el uso de Leliqs por parte de los bancos para construir encajes en el BCRA, lo que en la práctica funciona como un desincentivo para renovar stock con efectos bajistas en las tasas de interés pasivas.

El cepo “hard” abre la puerta a una baja marginal en la tasa de interés

Tasa Badlar (azul) y Leliq (Naranja)

Fuente: Elaboración propia en base a BCRA

En este contexto, el ahorrista debe ahora o tanto conformarse con una remuneración menor para sus pesos o bien explorar alternativas de dolarización.

Si bien el dólar minorista oficial cerró a la baja, en la práctica, la brecha con el dólar contado con liquidación, que trepó por encima de los $80, se ensanchó a un máximo de 33,9%.

Recomendaciones de portafolio

Dado el contexto prohibitivo, ¿cuáles son las opciones de inversión para los tenedores de pesos dentro de los límites del cerco cambiario?

El primer caso son los fondos llamados Fondos Comunes de Inversión de “liquidez” o en la jerga T+0 por su característica de rescate inmediato en el mismo día. Estos invierten predominantemente en plazos fijos (el promedio entre los 3 mejores por rendimiento es de 20% en esta clase de colocación), 37% en cuentas remuneradas y cauciones bursátiles 23%. Por ultimo los pases con el BCRA son una nueva alternativa para estos FCI.

Los rendimientos de los 3 primeros fondos (Quinquela Pesos, Allaria Ahorro y SBS Ahorro Pesos) han arrojado en los últimos 30 días un retorno en el entorno del 4,4 al 4,6%.

Fuente: Elaboración propia en base a CAFCI

El segundo son las cauciones bursátiles en pesos de corto plazo. Las mismas son instrumentos del mercado de capitales que utilizando activos financieros como garantía, permiten colocar o tomar dinero por plazos que varían entre 1 y 120 días de plazo. Estas operaciones se pactan entre privados y son garantizadas por el Mercado de Valores. Este tipo de inversión rinde a la fecha de hoy un 50% de TNA para el plazo de 30 días. Si se considera para la inversión menos tiempo (por ejemplo 7 días) su tasa sería del 48%.

Como tercera opción, con mayor rendimiento que las dos anteriores (aunque de la mano de un mayor riesgo asociado) hemos detectado dentro del universo de Fondos Comunes de Inversión que invierten en Fideicomisos Financieros que estructuran créditos al consumo, oportunidades muy interesantes.  Dada la naturaleza de esta opción le recomendamos ponerse en contacto con su asesor que le dará más información al respecto.

En definitiva, las alternativas de inversión en pesos se han acotado a pocos instrumentos tras la caída en desgracia del mercado de deuda pública de corto plazo, como producto del “reperfilamiento” y la muy probable reestructuración de deuda por venir. Por lo tanto, recomendamos para los inversores de pesos evitar el crédito soberano a través de estas opciones mencionadas.